Rehabilitación y fisioterapia en gatos

gato 1

La sensibilidad al estrés característica de estos animales hace que los propietarios se puedan plantear la duda de si sería posible la aplicación la rehabilitación y fisioterapia en gatos. La respuesta es sí, siempre y cuando se lleve a cabo con una buena planificación, una adecuada comprensión del comportamiento felino y se tengan unas excelentes habilidades de manipulación y manejo.

 

Con la rehabilitación se buscan diferentes objetivos dependiendo de la patología tratada. Entre ellos se encuentran:gato 2

  • Facilitar una recuperación más rapida
  • Control del dolor
  • Recuperación de la biomecánica y del rango articular
  • Evitar la perdida de la masa muscular y estimularla en caso necesario
  • Eliminación de adherencias
  • Estimulación de la cicatrización
  • Mejora de la coordinación y el equilibrio
  • Recuperación neurológica.

 

 

Egato 3ntre las indicaciones de la rehabilitación y la fisioterapia en gatos se encuentran:

Ortopedia:

  • Rehabilitación postoperatoria
  • Dolor agudo y crónico de tejidos blandos
  • Enfermedad articular degenerativa
  • Displasia de cadera
  • Cuidados de traumatismos y heridas
  • Fracturas patológicas ya inmovilizadas
  • Dolor lumbar, torácico o cervical

 

Neurología:gato4

  • Rehabilitación postoperatoria
  • Enfermedad de los discos intervertebrales
  • Lesiones de nervios centrales o periféricos (ciático, radial, sacrococcígeo.)
  • Embolia fibrocartilaginosa

Otras: enfermedades respiratorias, cuidados intensivos, manejo del dolor, obesidad, depresión, geriatría

En Laservet ofrecemos una gran variedad de técnicas que podrán mejorar la calidad de vida de su gato, desde la rehabilitación hasta a nuestra terapia insignia, el láser.

Teresa Aguado 

Laservet

Sterin GM. (2008). Terapia Física en Medicina Felina.  Argos Portal Veterinaria. Sitio web: http://argos.portalveterinaria.com/noticia/1476/articulos-archivo/terapia-fisica-en-medicina-felina.html [consultado el 2/10/2016]

Sharp, B. Feline Physiotherapy and rehabilitation. Journal of Feline Medicine and Surgery (2012). 14, 622–632

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *