El árbol de té: muy útil usado con cabeza

Melaleuca_leucadendra_-_Köhler–s_Medizinal-Pflanzen-092

La popularización de los aceites esenciales para uso humano, como el aceite de árbol de té (Melaleuca alternifolia) ha empezando a alarmar a la comunidad veterinaria, debido a la falsa sensación de seguridad que provoca en el consumidor el hecho de que sea un remedio natural.

No debemos olvidar que todos los aceites esenciales tienen una actividad farmacológica, que en muchos casos como en el aceite esencial de árbol de té suele conllevar una gran toxicidad.

 

 

 

Por ejemplo,existen recetas en Internet de sprays caseros con árbol de té para repeler los parásitos en las mascotas. Si bien este extracto vegetal ha demostrado ser efectivo como insecticida y acaricida,  alertamos que es altamente neurotóxico, especialmente en gatos. No son extraños los casos de animales que mueren por convulsiones tras aplicar este producto.

malasseziaAunque el  árbol de té ha demostrado su eficacia in vitro contra el hongo Malassezia (causante de otitis) y existen preparados otológicos que lo incluyen en su composición. También se han demostrado sus propiedades antipruriginosas (requieren dosis mucho menores y más seguras).

Recordar que el metabolismo de nuestras mascotas no se parece al humano y que cosas tan inocuas para nosotros como el chocolate pueden ser muy peligrosas para nuestras mascotas, y el árbol de té es una de esas sustancias.

Desde Laservet recomendamos que cualquier terapia natural o convencional sea en todo caso prescrita y supervisada por un veterinario colegiado, ya que es quien mejor conocerá los riesgos y estará capacitado para actuar en consecuencia.

Teresa Aguado

Laservet

Bibliografía:

Machicote, G. (2009). Infecciones por Malassezia en el perro. Proceeding of the SEVC Southern European Veterinary Conference & Congreso Nacional AVEPA . Barcelona

Villar D , Knight MJ , Hansen SR , Buck WB (1994). Toxicity of melaleuca oil and related essential oils applied topically on dogs and cats.Veterinary and Human Toxicology

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *