Cistitis Idiopática Felina

ar0409_hillsmulticareinterior2La Cistitis Idiopática Felina es una inflamación de la vejiga de causa desconocida. Es la causa más frecuente de la Enfermedad Felina del Tracto Urinario Inferior. Suele aparecer en gatos jóvenes y adultos de mediana edad.

Existe dos tipos:

  • Obstructiva: urgencia veterinaria.
  • No obstructiva: la forma más común.

 

Existe una serie de Anomalías Fisiológicas asociadas:

  • Respuesta Hr deficiente
  • Respuesta SNS deficiente
  • Stress
  • Alteraciones neurologicas de la vejiga
  • Disminucion de GAG en vejiga
  • Orina concentradaarbol

 

Los Factores de Riesgo que predisponen a sufrir esta patología son:

  • Inactividad
  • Gatos indoor
  • Ingesta baja de agua
  • Obesidad
  • Bandeja de arena
  • Estrés crónico
  • Estrés agudo

 

 

bandeja-sanitariaEl Estrés Crónico es debido a diferentes situaciones como la existencia de gatos conflictivos dentro de la misma colonia o con gatos vecinos. La importancia de la bandeja de la arena es primordial, el entorno inadecuado, la cantidad o la ubicación sea incorrecta. Además tenemos que tener en cuenta el tipo de arena y la higiene.

El Estrés Agudo también es un desencadenante. Las principales causas son mudanzas, bebes, nuevas mascotas, nuevos inquilinos en el hogar, obras…

 

Los Signos Clínicos más característicos de esta patología son:

  • Disuria: Dificultad o dolor en la evacuación de la orina.
  • Polaquiuria:  Aumento del número de micciones durante el día, suelen ser de escasa cantidad.
  • Hematuria: Orina con sangre.
  • Estranguria: Micción lenta y dolorosa.
  • Periuria: Micción inadecuada.

 

El Tratamiento consiste en prevenir, es importante el estilo de vida del animal. Debemos plantear un Enfoque Multimodal: Conductual+ Medicación+ Alimentación.

En casos 147Agudos de obstrucción necesitamos una evaluación rápida del paciente y tratamiento con analgesia y antiespasmódicos.

El pronostico suele ser bueno en casos agudos no osbtructivos derivados de estrés agudo o causa conocida. En casos crónicos debemos evitar la aparición con la manipulación del entorno y aumentando la ingesta de agua.

En casos de recurrencia y cronicidad podemos reducir o evitar farmacología mediante Laserterapia.

 

Rocío Serrano DVM

Laservet

Morales C et al: Neurología Canina y Felina. 1º Edición. Multimedica Ediciones Veterinarias. 2012.

Platt SR, Olby NJ: Manual de Neurología en pequeños animales. 1º Edición. Ediciones S. 2008.

Harvey A, Tasker S: Manual de Medicina Felina. 1º Edición. Ediciones S, 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *