Cicatrización tras Mordisco con Desgarro Muscular Profundo

Wini es una Teckel que ha sufrido un ataque por varios perros. Muestra hematomas en abdomen con edemas en zonas de declive, dolor, apatía, fiebre. Se ha producido desgarro de la musculatura abdominal, paravertebral y parte de musculatura del tórax.

 

Se interviene quirúrgicamente para reparar el tejido dañado, limpiar la herida y reavivar bordes. Se aproxima el tejido mediante sutura y se deja un drenaje.


Rechaza los puntos 2 veces consecutivas. Se decide intentar terapia láser para asegurar la cicatrización, eliminar el dolor, controlar el proceso inflamatorio, activar el drenaje linfático y evitar contaminación e infección de la herida.

 

Tras 6 sesiones con Terapia láser días alternos, durante un periodo de 20 días se produce la cicatrización completa y recupera la movilidad de la zona ya que combinamos con masaje especial para cicatrización y adherencias.

Rocío Serrano DVM

Laservet

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *